Breve Historia de las Artes Plásticas en Lara (1935-2010)





Paisaje de Catia - 1932 - Rafael Monasterios

El desarrollo de las Artes Plásticas en Lara


Hasta 1935 no existió en Barquisimeto una Escuela o Academia que se ocupara de la enseñanza formal de las artes plásticas. La pintura que se hacía era una continuidad de la pintura del siglo XIX de nuestro Período Republicano, muy a la manera de Martín Tovar y Tovar, Cristóbal Rojas y Arturo Michelena, al estilo Romántico, Neo-Clásico y Realista. con una temática historicista, religiosa, o costumbrista, siendo especialmente cultivado el género del retrato. Para esta época son altamente válidos los nombres de los pintores Julio T. Arze, Eliécer Ugel y Emisael Vásquez.


Para el 03 de junio de 1936 se crea la primera Academia para la enseñanza de las Artes Plásticas por iniciativa del pintor larense Rafael Monasterios, propuesta al Gen. Rafael Gabaldón, Gobernador del Estado Lara, quien la crea mediante Resolución del Despacho y nombra Director al mismo Rafael Monasterios. Esta escuela le dará un giro a la pintura ya que habiendo sido Monasterios un artista formado en España, conoce muy de cerca el Impresionismo español y francés y en Venezuela muy ligado al Círculo de Bellas Artes de Caracas, su propuesta va dirigida a una pintura del paisaje al aire libre, al estilo Impresionista y Naturalista, con un estudio de la atmósfera, de la visión fugaz y la representación de la realidad más que la copia de la misma. Nace así la Modernidad en la pintura larense, con el paisajismo como tema central. Toma fuerza en Lara el Movimiento Paisajístico, casi como una escuela.


"Paisaje" de Jose Requena
Luego de la renuncia de Rafael Monasterios, se encargarán de la misma el Prof. Francisco Reyes García y posteriormente el pintor José Requena (Director entre 1949 a 1967), quienes dan continuidad al trabajo de Monásterios. En 1967 la Escuela entra en crisis, pues la enseñanza de la institución no satisfacía las nuevas propuestas expresivas, que los alumnos comenzaban a exigir como parte de su aprendizaje, demostrando su inconformidad, al realizar pinturas al margen de la Escuela, con otros conceptos y dentro de las nuevas corrientes plásticas; como son los casos de Esteban Castillo, César Andrades, Rodrigo Rodríguez, Servideo López, Gerardo Escalona, Tomás Musset y otros. De este grupo sólo los tres primeros continúan trabajando: Castillo despues de vivir 25 años en París, regresa a Barquisimeto y trabaja una abstracción geometrica, Andrades reside aún en Paris y realiza una investigación ligada a lo optico y Rodriguez, quien vive en Caracas y continua un trabajo cinetico. Tambien pasaron por esta escuela los pintores


Volumen virtual de Edgar Guinand
En 1968, el INCIBA, órgano rector de las Escuelas de Arte del país, envía al escultor Edgar Guinand a realizar el cambio de pensum, y para septiembre de 1969, es nombrado Director el pintor y artista gráfico Simón Gouverneur González, quien al igual que Monasterios se habia formado en Europa.


Serigrafia (1971) de Simon Gouverneur
Simon Gouverneur le da un nuevo giro a la enseñanza de las artes, dirigido a la formación de artistas más ligados con la problemática sociológica del arte comtemporáneo, la búsqueda de las raices ancestrales y la identidad cultural latinoamericana, la investigación a partir de las energías interiores propias de cada creador, y el conocimiento de las expresiónes ligadas a las nuevas corrientes del arte.



"Simbolos referentes de la realidad" de 
 Enrique Hernandez Perez


Surge un grupo de artistas que trazarán el camino a seguir en el nuevo arte larense: Roseliano García, es característico en su hacer una disposición ritual de los elementos que evidencia su interés por las expresiones y saberes populares, con manejo de lo matérico para trascender hacia lo espiritual;Enrique Hernández Pérez,
fundamenta su trabajo en lo icónico dispuesto en una interesante combinatoria entre elementos que surgen tanto de lo mágico ancestral americano, como de lo urbano contemporáneo.  

Miguel Granado-Troconis, quien indaga nuevamente a 
"La venas del Potosi" de Miguel Granado Troconis
travez de la abstraccion, con una pastosidad en el color y la integracion de otros materiales y textiles, abordando temas de su propio referentes magico-culturales ; 

Henri Gil, partiendo de los principios del neoplasticismo hace una hábil transferencia de la síntesis, con la cual reinventa aspectos antropológicos y telúricos a través de una abstracción lírica que valoriza la expresión esquematizada y la simplificación plástica de las culturas primigenias de América Latina;
"Arca de luz" de Henry Gil
   
Dimas Pereira  surgió como un expresionista abstracto hasta asentarse en una abstracción lírica y matérica que se fundamenta en el pensamiento del budismo Zen en su concepto de plenitud y vacio, un cierto acercamiento a las "Escrituras blancas" de Mark Tobey y en los mapas astrales; 

 Rodrígo Rodriguez, siempre fiel a lo mágico y lo sincrético, en el contexto de lo Latinoamericano ha reivindicado los primeros signos de las culturas amazónicas y también el ritual sanador del shaman en formatos bidimensionales, así como en ensamblajes tridimensionales realizados con materiales orgánicos; 
  
 José Rojas Milán a través de una abstracción orgánica explora las micro y macro realidades, dándoles un tinte entre lo maravilloso y lo onírico; David Escobar es un indagador en lo matérico, minimalista, efímero, conceptual sin abandonar lo mágico.


"Bodegon con flor solar" de Jose Rojas Milan

Estos entre otros artistas representan el inicio de la contemporaneidad en Lara, y con su obra y nueva visión del arte, influirán directa o indirectamente en el desarrollo de las artes plásticas contemporánea de la región. En casi todos es coincidente el interés por lo mágico y lo telúrico como vías para desarrollar un lenguaje que muestre la identidad latinoamericana y caribeña. Este fue el principio unificador de las enseñanzas de Simón Gouverneur y Beatriz Viggiani.

En una etapa posterior inmediata es preciso nombrar por sus aporte a la plástica regional a los artistas Antonio Scorche, Leonardo Figueroa, Ramón Lizardi y Armando Villalón quienes realizarán trabajos en torno al Nuevo paisajismo con miradas que los diferencia y los hace muy particulares. Ramón Chirinos partiría de este Nuevo paisaje pasando por la abstracción lírica hasta llegar a una nueva figuración de fuertes rasgos expresionista que lo identifica hoy en día. Manuel Rivero, quien habiéndose formado en la pintura del paisaje tradicional, se aboca a partir de los ´80 a una figuración fantástica, hasta llegar hoy a una abstracción lírica con incorporación de imágenes abstractas digitalizadas,



 
"Relatos al final del dia" de Dimas Pereira



Francisco León se inicia con una interesante investigación entre lo conceptual y el arte povera, hoy en día ha retornado al lenguaje expresionista de bodegones e interiores con cierta inserción en la indagación con la materia. María Elena Rojas propuso en sus inicios un paisaje urbano de abstracción lírica que paulatinamente va conduciendo hacia una geometrización conservadora, y Yajaira Sànchez pintora y artista gràfica con un excelente manejo del dibujo, con un rico trabajo figurativo y conocimiento del espacio en sus inicios, que se ha movido entre lo figurativo y una cierta abstracciòn, logrando hoy una buena combinatoria entre ambas expresiones.


De generacion posterior, Antonio Montes de Oca y Néstor Betancourt han partido de la figuración: El primero indagando en las posibilidades de jugar con las perspectivas múltiples y el segundo siempre recurriendo a lo real maravilloso y lo onírico..Pedro Chacòn, escultor, que toca un tema social en sus inicios, con un excelente manejo de las proporciones y que va moviendo la figura hacia una abstracciòn casi surrealista, hasta consolidar su trabajo hoy en una figuraciòn con preocupaciòn por lo ecològico.

En esta última década se hace preciso nombrar por sus nuevas búsquedas, nuevas propuestas y logros a los jóvenes creadores larenses Alberto Riera, con una investigación permanente en los materiales y una temática que lo relaciona con la naturaleza. Es uno de los más destacados en esta última década, obteniendo los premios más importantes de los Salones de Arte de Venezuela y con muestras indibiduales en México, Estados Unidos, Brasil y Venezuela. Natalia Rondón, investigadoras de nuevos materiales y nuevas posibilidades expresivas. Víctor Silva, quien a través del color y la textura de los pigmentos indaga en lo telúrico de su paisaje natal Carora con una abstracción unas veces violenta y otras contemplativa, y Oscar Pernía quién viene buscando un lenguaje en las estalactitas y estalacmitas en lo telúrico y profundo de nuestras cuevas geológicas.

Todos ellos
conforman un conjunto no homogéneo que tiende a indagar en el informalismo, con un claro interés en el estudio de los materiales y sus posibilidades expresivas.
Kevin Orellanes por otra parte realiza una propuesta más cercana a lo conceptual-espacial, mientras Lilezka Díaz tiene un trabajo estético que construye a partir de esquematizaciones de la figuración, realzados con una intención de lo pueril.